Leyes y reglamentos del Colegio de Optometristas de Costa Rica

Ley Orgánica del Colegio de Optometristas de Costa Rica

Artículo 1º.- Se constituye el Colegio de Optometristas de Costa Rica como una organización profesional, integrada por quienes ejercen la optometría en el territorio nacional, con título autorizado por la Universidad de Costa Rica, o entidades reconocidas por ésta.

Artículo 2º.- El Colegio tiene plena capacidad jurídica y podrá adquirir, enajenar y gravar toda clase de bienes muebles e inmuebles, con las limitaciones del artículo 28 del Código Civil.

Artículo 3º.- Corresponderá a los optometristas en el ejercicio de su profesión; realizar las siguientes funciones: a) Hacer estudios de refracción de los ojos en los pacientes para corregir con lentes apropiados los defectos visuales que presenten; b) Despachar las recetas para anteojos, que los médicos oftalmólogos prescriban a los pacientes; y c) Actuar como peritos en el ramo de su especialidad.

Artículo 4º.- El Colegio tiene por finalidad: a) Colaborar con las entidades correspondientes para la enseñanza de la optometría y llevar a cabo por sí mismos actividades de esa naturaleza; b) Promover y fomentar el desarrollo de la ciencia óptica,

especialmente en sus aspectos médicos, sociales, asistenciales, educativos y de investigación; c) Fomentar el acercamiento entre sus miembros y promover el intercambio científico entre éstos, y de ellos con los centros científicos nacionales y extranjeros; d) Velar porque la actividad profesional se ajuste a las normas de ética, y promulgar un código de ética y de moral profesional para sus miembros; e) Organizar seminarios, mesas redondas, ciclos de conferencias y demás eventos dirigidos al análisis de aquellas medidas que tiendan a proteger la salud en el campo de la optometría; f) Velar porque no se ejerza la profesión ilegalmente; g) Colaborar con los organismos del Estado en la rama de su especialidad y evacuar obligatoria y gratuitamente las consultas que éstos les formulen para el cabal cumplimiento de sus funciones; y h) Atender cualquier otro asunto que por disposición legal le fuere encomendado.

Artículo 5º.- Solamente con previa autorización del Colegio de Optometristas podrán venderse anteojos graduados, lentes de contacto y todos los demás aparatos ópticos que se prescriban para corregir defectos visuales dentro del campo de la optometría. En cuanto a los lentes de contacto, pueden ser aplicados tanto por los médicos oftalmólogos como por los optometristas. (anulado por resolución de la Sala Constitucional N° 6696-93 de las 14:51 horas del 21 de mayo de 1993)

Artículo 6º.- Para poder ejercer la profesión de optometrista, es necesario estar inscrito en el Colegio como miembro. Todo establecimiento de óptica debe contar con la regencia de un optometrista debidamente incorporado al Colegio. (interpretado por resolución de la Sala Constitucional N° 6696-93 de las 14:51 horas del 21 de mayo de 1993)

Artículo 7º.- Para obtener la inscripción en el Colegio será preciso: a) Presentar el título que acredite los estudios realizados para que sea reconocido por la Universidad de Costa Rica, cuando no hubiere sido ésta la que lo extendió; b) Presentar el correspondiente título de graduación de la Universidad de Costa Rica, o de cualquier entidad docente reconocida para ese efecto por ésta; c) Satisfacer los derechos que señale la Junta Directiva del Colegio; d) Constancia de dos testigos de reconocida honorabilidad, de que el solicitante es de buena conducta. Esta prueba se recibirá en acta que levantará el Fiscal del Colegio; y e) Los extranjeros, además de llenar los requisitos anteriores, deberán comprobar que en su país de origen los costarricenses pueden ejercer la profesión en análogas circunstancias.

Artículo 8º.- La Junta Directiva, una vez cumplidos los requisitos de incorporación al Colegio, entregará al colegiado en sesión especial para este propósito, un diploma que lo acredite como miembro del Colegio.

Artículo 9º.- Se mantendrá la calidad de miembro del Colegio mientras se satisfaga la cuota mensual que señale la Junta Directiva. Quien se atrasare en cinco cuotas mensuales o más, será suspendido en el ejercicio de su profesión. Esta suspensión se levantará con el pago del total de las cuotas adeudadas.

Artículo 10.- Los miembros del Colegio estarán obligados a asistir a las reuniones de asambleas generales, y quienes desempeñen puestos en la Junta Directiva, a concurrir con puntualidad a sus sesiones. Todos se someterán al régimen disciplinario del Colegio y pagarán las cuotas mensuales cumplidamente. Las excusas por inasistencia a las sesiones, serán consideradas oportunamente por la Junta Directiva.

Artículo 11.- Los organismos del Colegio serán: a) La Asamblea General; b) La Junta Directiva; y c) Las Comisiones Especiales que integren la Asamblea o la Junta.

Artículo 12.- La convocatoria a Asamblea se hará por medio de carta certificada o por cualquier otro medio eficaz, indicando el lugar, día y hora de la reunión y los asuntos a tratar. El quórum para estas reuniones será de un número no inferior a la tercera parte del total de los miembros del Colegio. Si el quórum no se consigue, una hora después de la señalada para la reunión, se podrá llevar a cabo ésta, con cualquier número de miembros, superior al de los que integran la Junta Directiva. Las resoluciones que tome la Asamblea General, no tendrán recurso alguno en cuanto al nombramiento de miembros de Junta Directiva o de Comisiones Especiales; en los otros casos, podrá ejercerse el recurso de revisión, siempre que se interponga ante la Secretaría de la Junta Directiva, dentro de los siguientes cinco días de tomado el acuerdo que se impugna y que la solicitud vaya firmada por cinco miembros del Colegio, cuando menos.

Artículo 13.- Corresponde a la Asamblea General:

a) Elegir a los miembros de la Junta Directiva, conocer de sus renuncias o impedimentos y proceder a su reposición cuando corresponda; b) Conocer de los informes que le rinda la Junta Directiva; c) Conocer de los recursos de apelación de las decisiones de la Junta Directiva, cuando procedan; d) Dictar los reglamentos necesarios para que el Colegio cumpla sus cometidos. Cuando tengan carácter de internos, bastará con la aprobación de los mismos por la Asamblea General; pero en cuanto ellos tengan implicaciones para terceros, deberán ser aprobados por el Poder Ejecutivo; y e) Realizar las demás funciones que esta ley y los reglamentos indiquen.

Artículo 14.- La Asamblea se reunirá ordinariamente una vez al año para verificar la elección de la Junta Directiva y discutir los asuntos que interesen al Colegio, y extraordinariamente, cuando la convoque la Junta Directiva o a solicitud de cinco de sus miembros, por lo menos.

Artículo 15.- La Junta Directiva estará integrada por cinco miembros, así: Presidente; Secretario, Fiscal, Tesorero y Vocal; durarán en sus funciones un año y podrán ser reelectos. Corresponde a la Junta Directiva: a) Nombrar y remover los empleados del Colegio; b) Conocer de las solicitudes de permiso de sus miembros; c) Conocer de las quejas contra los miembros del Colegio en ejercicio de su profesión, e imponer las sanciones disciplinarias que correspondieren; d) Administrar los fondos del Colegio; e) Convocar a la Asamblea General; f) Evacuar consultas en los términos del inciso g) del artículo 6º de la presente ley; g) Fijar las cuotas que deben pagar mensualmente sus miembros, así como la cuota de ingreso; h) Declarar incorporados al Colegio a los nuevos miembros, una vez cumplidos los trámites exigidos, y otorgarles el diploma respectivo; y i) En términos generales, en cuanto no corresponda en forma exclusiva a la Asamblea General, dictar todas las medidas y acordar todas las providencias para que el Colegio cumpla con sus funciones.

Artículo 16.- El Presidente lo será también de la Asamblea General; le corresponderá presidir las sesiones y dirigir los debates. En caso de empate, al decidir un asunto tendrá doble voto, tanto en las sesiones de Junta Directiva como en las de Asambleas Generales. Le corresponde ejercer la representación judicial y extrajudicial del Colegio, con el carácter de apoderado generalísimo, sin limitación de suma de la Institución, y con las facultades que enumera el artículo 1253 del Código Civil. La representación judicial podrá ser otorgada al o los profesionales en Derecho que escoja, con el carácter de apoderados generales o especiales del Colegio.

Artículo 17.- El Secretario llevará las actas y correspondencia y firmará junto con el Presidente el libro de actas.

Artículo 18.- El Tesorero recaudará las sumas que ingresen al Colegio, llevará la contabilidad, rendirá informes mensuales y expedirá los cheques autorizados con su firma y la del Presidente.

Artículo 19.- El Fiscal velará por el cumplimiento de esta ley y los reglamentos del Colegio, y tendrá a su cargo la vigilancia del ejercicio legal de la profesión y las otras funciones dadas en esta ley o sus reglamentos.

Artículo 20.- El Vocal participará en las deliberaciones y será quien sustituya en caso de ausencia a las sesiones, a alguno de los miembros de la Junta Directiva, en el cargo correspondiente. Sin embargo, si la ausencia fuera del Presidente y se tratare de una Asamblea General, ésta designará de entre su seno un Presidente ad hoc.

Artículo 21.- El quórum para las sesiones de la Junta Directiva será de tres miembros. Cabrá apelación ante la Asamblea de las decisiones tomadas en relación con los incisos c), d), g) y h) del artículo 17 y de aquellos acuerdos no especificados, que impongan obligaciones a los miembros, no determinadas expresamente en esta ley o sus reglamentos, cuando el recurso sea ejercitado, cuando menos, por cinco miembros.

Artículo 22.- Puede establecerse el recurso de revocatoria contra las disposiciones tomadas por la Junta Directiva, siempre que se ejercite dentro del plazo previo a la reunión siguiente, antes de aprobarse el acta respectiva, por escrito presentado a la Secretaría. Ningún asunto tendrá más de un recurso de revisión.

Artículo 23.- Para ejecutar los acuerdos de la Junta Directiva de inmediato, precisará que se declaren firmes por el voto de no menos de cuatro de sus miembros.

Artículo 24.- La constancia dada por el Tesorero del Colegio, con el visto bueno del Presidente, de que cualquiera de sus miembros o dependientes debe pagar una determinada cantidad por concepto de multas o cuotas sin cubrir, tendrá el valor de título ejecutivo ante los Tribunales de la República.

Artículo 25.- Ante los organismos oficiales, autoridades de la República e instituciones autónomas y municipalidades, únicamente tendrán el carácter de técnicos en la rama de optometría, los miembros activos del Colegio.

Artículo 26.- Los actuales optometristas legalmente autorizados para el ejercicio de la profesión, constituyen los miembros fundadores del Colegio. Ellos procederán a realizar su primera Asamblea General para integrar la Junta Directiva a que esta ley se refiere, y a declararla instalada en la semana siguiente a su promulgación.

Artículo 27.- Esta ley rige a partir de su publicación.

COMUNIQUESE AL PODER EJECUTIVO

Dado en el Salón de sesiones de la Asamblea Legislativa.— San José, a los siete días del mes de diciembre de mil novecientos sesenta y seis. Rodrigo Carazo Odio, Presidente; José Rafael Vega Rojas, Primer Secretario; Arnaldo Arauz Aguilar, Segundo Secretario.

Casa Presidencial. — San José, a los diecinueve días del mes de diciembre de mil novecientos sesenta y seis. EJECUTESE Y PUBLÍQUESE. — J. TREJOS FERNANDEZ. — El Ministro de Educación Pública, J. G. MALAVASSI V.